Fuciño do Porco

O Vicedo

Fuciño do Porco

"O Fuciño do Porco", conocido con este nombre por la forma con la que se presenta su perfil ante los marineros de la zona que lo avistan desde el mar, es un pequeño saliente costero entre las playas de Abrela y San Román.
 

El acceso a este lugar se produjo a través de la playa de Abrela, pudiendo acercar en coche hasta el aparcamiento donde empieza una pista forestal de 1,3 km de recorrido para hacer a pie que desemboca en un tramo de 400 m de pasarela entre acantilados que permiten el mantenimiento de una pequeña baliza marítima que marca el extremo occidental de la ría de Viveiro.
Como llegar a Fuciño do Porco:
Para acceder al entorno de Fuciño do Porco se debe tomar la carretera de la costa (LU-862) que comunica O Vicedo y Viveiro. A la altura del lugar de O Folgueiro hay un desvío debidamente señalizado que indica Fuciño do Porco. Desde este punto se debe seguir una carretera provincial, más estrecha y sin pintar, durante unos 2 km hasta llegar al aparcamiento habilitado y señalizado para Fuciño do Porco. En este aparcamiento hay que dejar obligatoriamente el coche y comenzar el camino de acceso de 1,3 km (un camino plano, sombrío y fácil de caminar) hasta llegar al entorno de Fuciño do porco, ya en la costa y perfectamente identificable por sus ya características pasarelas de madera.
Atención: Si utiliza el gps de google (maps) para acceder en coche a Fuciño do Porco Busque por Ruta Fuciño do Porco y le guiará directamente al parking.
 

Fuciño do Porco

Conocida oficialmente como Punta Socastro, esta peculiar geometría, se adentra en el mar siendo un observador privilegiado del paisaje de este punto del Cantábrico, ya que desde  el Fuciño se puede disfrutar de unas vistas espectaculares:

  • La Ensenada da Pereira y la isla Coelleira hacia el Oeste.
  • El islote de A Gaveira, el Monte Faro y la playa de Area (en el extremo Oriental de la ría de Viveiro) y la ensenada de Esteiro (en Xove) hacia el Este.
  • Y hacia el Norte la línea de horizonte en mar abierto en la que se juntan cielo y mar.

Compartir: